¿Qué es Open Data?

Open Data es una iniciativa que está cobrando cada vez más fuerza a nivel mundial y que persigue que determinada información y datos estén disponibles de forma libre para los ciudadanos. Incide directamente en la transparencia de la Administración, ya que se basa en la publicación de datos públicos de la Administración en un modo estándar y reutilizable. Esa es precisamente la razón por la que coincide directamente con las políticas de Gobierno Abierto: facilitar la transparencia.

Los datos publicados deben estar en bruto, bien estructurados y en diversos formatos, para que cualquier individuo o empresa pueda consultarlos, reutilizarlos, compartirlos o desarrollar servicios con un valor añadido.

Características de los datos:

Según el Open Government Working Group, éstas son las características que deben cumplir los datos publicados:

  • Públicos: Datos de carácter público.

  • Precisión: Datos brutos y sin procesar, que ofrezcan el mayor nivel de concreción posible.

  • Actualizados: Se deben garantizar la coherencia, precisión y actualidad de los datos.

  • Accesibles: No debe haber restricción de acceso a los datos.

  • Automatizados: Sin intervención humana, deben estar estructurados para que los procese un ordenador. Para ello se pueden utilizar formatos como XML o CSV.

  • Sin registro: Deben ser accesibles sin necesidad de registrarse.

  • Abiertos: Se recomienda utilizar formatos estándares, sin propiedad y sin dependencia de herramientas o instituciones.
  • Libres: Los datos deben estar libres de derechos, patentes y copyrights, así como de otras normas sobre privacidad, seguridad y restricciones de ventajas.

Objetivos:

A la vez que se posibilita la transparencia de la Administración, el objetivo principal de la filosofía Open Data es promover la reutilización de datos. Al liberar los datos siguiendo la práctica del Open Data, éstos son accesibles para los individuos y empresas en todo momento y desde cualquier lugar. De esta manera, además de consultar los datos se puede promover la creación de productos y servicios digitales con valor añadido o de visualizaciones que faciliten la comprensión de la información.